Hoy, es posible enviar dinero de un lado a otro del globo simplemente a través de una aplicación móvil, y sin necesidad de interaccionar con una compañía tradicional de servicios financieros.

Una industria convencional podría quedarse fuera de esta transformación digital, incurriendo en un grave riesgo ya que adicionalmente, empresas como Amazon, Google o Alibaba han decidido entrar en el negocio financiero, en servicios como pagos y transferencias.

El Banco Mundial estima en 586.000 mill. de $ las remesas transferidas durante este año

Este hecho supone una tremenda oportunidad de crecimiento para las empresas que compiten con los bancos tradicionales en el segmento de las transferencias internacionales. Y la disrupción digital tiene gran protagonismo en este sentido.

Tampoco nos sorprende ya que los bancos y las empresas de servicios financieros no están seguras ya de las profundas transformaciones motivadas por la innovación tecnológica durante los últimos años; por startups digitales que han penetrado en áreas tradicionalmente dominadas por la industria financiera.

Por ejemplo, Acorns distribuye automáticamente una parte de nuestras inversiones en un portafolio de inversiones tomando decisiones rápidamente en el mercado competitivo.disrupción digitalHay que destacar también que el mercado de préstamos está siendo transformado por la tecnología.

Los esquemas de inversión colectiva y  “peer to peer” han modificado la estructura de los prestamistas, dándoles una oportunidad de hacerlo personalmente en compañías directamente, sin pasar por los bancos tradicionales.

Se espera, por ejemplo, que a nivel mundial, el crowdfunding mueva más dinero el próximo año que el venture capital tradicional. También, los intentos de transformar además los mercados de capital tienen que ganar tracción, aunque es evidente que existen oportunidades para la disrupción digital.

En la siguiente figura se muestra el grado de amenaza percibida en las industrias por la entrada de nuevos competidores (Fuente: WEF, 2015):disrupción digital

Está claro que para el sector financiero, los players que pueden jugar un papel más amenazador en la industria son las compañías tecnológicas (al igual que sucede con la industria de la automoción, por ejemplo) como las citadas en el inicio de este articulo.

A continuación, las startups, como las que enumeramos en nuestro articulo sobre las startups que estaban dominando el mundo. Y en tercer lugar, los operadores de telefonía móvil con sus wallets. El resto de sectores están ya a mucha distancia.

En definitiva, el asalto de la revolución digital a la industria bancaria tradicional es un hecho ya. En temas financieros, las empresas y startups tecnológicas

Aún parece prematuro pensar, y concluir, que los servicios tradicionales basados en la relación entre empresa y clientes se vean realmente afectadas, pero es cierto que la disrupción digital comienza a “arañar” a los servicios más estandarizados y automatizables, y este punto puede ser el inicio para que esta transformación llegue a otros puntos en cuanto a banca privada tradicional o inversiones colectivas de riesgo.

Pablo Blasco Bocigas

Director Fintech Spain @SpainFintech

Banca y disrupción digital

Comentarios

comentarios