Una plataforma que nació directamente en varios países, con una vocación internacional clara y que ha recibido financiación de inversores externos.

Hoy hablamos con Diego Bestard, CEO de Spotcap, para que nos cuente qué les diferencia de otras plataformas de lending, y cuál es su visión del negocio fintech en comparación con otros países en los que compiten. Todo un reto para un negocio nacer con ADN digital e internacional.

¿QuéSpotCap Diego Bestard es Spotcap?, ¿En que se basa su modelo de negocio?

Spotcap es una innovadora plataforma de crédito online que proporciona financiación, rápida y flexible, a las pequeñas empresas y autónomos.

De manera 100% online, una pyme puede acceder a una línea de crédito de Spotcap de hasta 100.000 euros, en menos de 24 horas. Esto es posible gracias a la tecnología que hay detrás que evalúa directamente los datos reales del negocio y su día a día

Con sede central en Berlín, Spotcap opera en España desde septiembre de 2014. En tan sólo 18 meses de actividad, la compañía ha obtenido 50M€ en financiación por parte de diversas fuentes de capital riesgo, una de las mayores inversiones recibidas en el entorno fintech

¿Qué requisitos tienen que cumplir los usuarios que quieran entrar en la plataforma?

Para poder acceder a una línea de crédito, es necesario tener un negocio con unos ingresos anuales de un mínimo de 100.000€ y que la empresa esté registrada en España.

La empresa debe haber desarrollado su actividad durante al menos un año. Simplemente debes aportar las declaraciones de IVA del último año (modelo 303), los 2 últimos impuestos de sociedades (modelo 200) y los movimientos bancarios. 

¿Qué objetivos os habéis marcado para 2016? ¿y para 2017?

Seguir consolidándonos como líder mundial en fintech, además de seguir expandiendo operaciones a nivel internacional, así como financiar el negocio online de líneas de crédito para empresas en España, Países Bajos y Australia.

También queremos seguir invirtiendo fuertemente en tecnología y seguir desarrollando distintas funcionalidades que conviertan la experiencia de usuario en la mejor del mercado. El desarrollo tecnológico que tenemos detrás es lo que hace que Spotcap sea única en el mercado.

¿Cuáles son los principales retos a los que os enfrentáis en la actualidad?

Spotcap nace de la necesidad no satisfecha de financiación de las microempresas, PYMEs y autónomos. Apostamos por el motor económico de nuestro país, las pequeñas y medianas empresas.

El acceso a la financiación es el principal obstáculo para su crecimiento, y la banca tradicional no se lo ha puesto fácil en los últimos años. Nuestro principal reto es convertirnos en una alternativa real a la banca.

España es un país altamente bancarizado, y el público, por lo general, aún no sabe que tiene alternativas. Si conseguimos que las empresas españolas se enteren de que hay otras maneras de financiarse y nos prueben, tendremos la batalla ganada.SpotCap

Desde el inicio, Spotcap es una startup con vocación internacional, ¿por qué elegisteis esos 3 países para lanzar el negocio? ¿Qué particularidades tiene lanzar una empresa internacional desde cero?

Como comentas, Spotcap ha sido creada para ser una empresa internacional desde el primer momento. Nuestra sede está en Berlín, pero nuestro primer país de lanzamiento fue España, seguido a los pocos meses de Holanda y Australia.

España era un país perfecto para lanzar nuestro producto: cuenta con un tejido empresarial compuesto de más de un 98% de PYMES, con unas necesidades de crédito muy elevadas, y con un mercado crediticio que estaba absolutamente cerrado.

A nivel regulatorio, lanzar en España también fue sencillo por lo que al final la decisión fue fácil. A partir de nuestro desarrollo en España hemos ido adaptando nuestro servicio y nuestro producto a los otros países en lo que operamos.

Nuestro segundo país de lanzamiento, Holanda, es un país con mucha más trayectoria en el sector fintech y más competencia. Era un reto para nosotros el lanzar en un país donde hubieran otras compañías ya establecidas y competir con ellas. La casuística de la PYME es muy distinta a la situación española, pero una cosa se mantiene igual en ambos países: la banca tradicional se está quedando totalmente obsoleta a la hora de dar servicio a sus clientes.

Australia fue nuestro tercer país de lanzamiento, y nuestra manera de demostrar que podíamos funcionar con distintas monedas, en una economía totalmente distinta a la Europea, y con unas diferencias enormes en el huso horario. Este último punto, que parece el menos importante, supone un reto muy interesante para una startup pequeña como la nuestra!

Esto jamás hubiera sido posible sin nuestra vocación internacional y nuestros planes de seguir expandiéndonos por el mundo.

¿Cómo ves el segmento del Lending en España en los próximos años?, ¿y en Europa?

Los resultados de nuestro primer año en España demuestran que una alternativa de financiación como Spotcap es más que viable y absolutamente necesaria en nuestro país. La aceptación del producto es excelente, pero nos encontramos tan sólo en el inicio.

A nivel de segmento, España está aún muy por detrás de otros mercados vecinos, como el holandés o el británico. España sigue siendo un país muy bancarizado, en el que la gente por lo general no sabe que tienen alternativas a la hora de buscar financiación.

Nuestro potencial de crecimiento y de la industria fintech es espectacular. En el resto de Europa el fintech, y en especial el Lending, ha evolucionado mucho y está empezando a “madurar”. Se podría decir que está pasando por una adolescencia, en la que empiezan a destacar algunas plataformas y a desaparecer otras.

En los próximos años será interesante ver como evoluciona la relación entre las plataformas de lending y el sector financiero y tecnológico.

Si la banca no mueve ficha rápido y empieza a colaborar o integrar soluciones fintech, corre un riesgo muy importante de que se den colaboraciones o compras de la mano de las bigtech.

Creo que si esto ocurre la banca va a tener un problema muy muy serio. También creo que en el futuro veremos como nacen varios bancos “fintech” que agrupen los servicios y productos que ofrecemos las fintech, y sean mucho más eficientes que la banca tradicional.

¿Ves factible que las fintech colaboren con los bancos o es una relación imposible?

Creo que la relación es factible, y creo que es absolutamente necesaria para la superviviencia de la banca.

A diferencia de otras industrias, la relación entre las nuevas compañías fintech y la banca es clave en el desarrollo del futuro e implantación del fintech en España. No es una relación sencilla, ya que tanto empresas fintech como bancos forzarán cualquier ventaja que puedan tener para reorganizar la industria a su alrededor pero están condenados a entenderse para hacer de la transformación financiera una realidad en nuestro país.

Durante la última parte de 2015, ya hemos asistido a varios acuerdos o fusiones entre el mundo de la banca más tradicional y startups fintech. En un futuro no muy lejano, asistiremos a un matrimonio entre estos dos mundos.

Si tenemos en cuenta que el 90% de los directivos bancarios considera que las fintech son ya una amenaza o lo serán en los próximos tres años, la tendencia hacia la colaboración de la banca con las fintech emergentes es más que aparente. Para el consumidor se traducirá en una mayor oferta de servicios, más transparentes, ágiles y sencillos.

Puedes acceder a toda la información del negocio en spotcap.com