La financiación del consumo es uno de los pilares de la economía. Con la irrupción del ecommerce, muchos usuarios comienzan a buscar ya fórmulas similares a las empleadas en el comercio tradicional.

Y desde este planteamiento nace Aplazame. Una startup que ha recibido varios premios recientemente y que acaba de firmar una alianza con una de las empresas más relevantes de la industria de la moda en España.

Hablamos con Fernando Cabello-Astolfi, CEO y Fundador de esta fintech que quiere competir con las grandes firmas de la financiación al consumo.

¿Qué es Aplazame?, ¿En que se basa el modelo de negocio?

Fernando CabelloAplazame es una combinación de método de pago aplazado que se integra en el checkout de las tiendas con herramientas de marketing que ayudan a los ecommerce a aumentar las ventas usando la financiación como palanca promocional.

Generamos ingresos de dos partes. Por un lado, una comisión que cobramos a los ecommerce por ofrecer nuestro servicio y que oscila entre un 0,5% y un 1,5% de cada cesta financiada, dependiendo del volumen de operaciones que muevan al mes.

Por otro, el coste de financiar una compra con Aplazame para un usuario va del 15% al 25% TAE, un porcentaje mucho más bajo que el que aplican por ejemplo las tradicionales tarjetas revolving de los bancos. Ofrecemos el  TAE más bajo del mercado.

¿Qué valor aportáis a vuestros usuarios?

En Aplazame estamos obsesionados con la usabilidad y con que la interacción de cualquier usuario con Aplazame sea lo más transparente y grata posible. Hemos puesto el foco en desarrollar el proceso de solicitud de crédito en el checkout más elegante y usable del mercado. La experiencia de usuario es uno de nuestros grandes valores añadidos.

Otro es que la concesión de la financiación es instantánea, sin papeleo y con total flexibilidad en las opciones de pago.

Somos tan flexibles que el cliente puede decidir no sólo en cuántos meses pagar, sino qué día del mes quiere hacerlo y eso es algo que ningún competidor hace. Y además ofrecemos los costes financieros más baratos del mercado.

¿Es fácil que un mercado habituado a la financiación tradicional en efectivo adopte este tipo de soluciones innovadoras?

La financiación siempre ha existido en las tiendas físicas como método de pago, lo que hemos hecho nosotros ha sido trasladarlo al mundo online adaptando la forma de conceder un crédito, porque la gestión no puede ser la misma en la era de Internet.

La banca trabaja con un sistema de valoración de riesgos muy maduro y no ha sentido la necesidad de resolver el problema de la inmediatez. Esto nos ha dado la oportunidad a nosotros de enfrentarnos al reto de lograr ofrecer financiación de manera instantánea, con unas condiciones justas y transparentes que ayuden a la gente a comprar lo que les hace ser y estar mejor.

¿Qué objetivos os habéis marcado para 2016? ¿y para 2017?

2017 va a ser un año muy interesante en Aplazame. Queremos seguir creciendo tanto en el número de ecommerces como en el de usuarios en España.

El objetivo es aumentar el número de tiendas con las que trabajamos y lograr cada vez mayor recurrencia de quienes financian sus compras con Aplazame. Tenemos el foco puesto en eso también desde el área de desarrollo de producto y, sin duda, las herramientas que permiten a los merchants usar la financiación como una palanca de marketing tendrán un papel fundamental en ese aumento de ventas y facturación.Aplazame Fernando Cabello-Astolfi ¿Cuáles son los principales retos a los que os enfrentáis en la actualidad?

Nuestro principal reto es dar el salto internacional el próximo año. Nuestro objetivo es México. Estamos trabajando desde hace meses para estar operativos en este país durante el primer trimestre de 2017.

¿Cómo veis el sector de la financiación al consumo en España? ¿Estamos más o menos avanzados que otros países occidentales?

Respecto a la financiación al consumo tradicional, recientemente, Moody´s ha hecho público un informe asegurando que desde 2013, la concesión de crédito al consumo ha aumentado un 40%. Sin embargo, el volumen de los nuevos préstamos está por debajo de la producción de 2007 y su coste es más caro que en el resto de la Eurozona. Posiblemente, en los próximos meses vivamos cierto abaratamiento de este tipo de financiación.

En lo referente a la financiación online, tenemos un largo camino todavía por recorrer. Sin embargo, el pago aplazado para compras online es uno de los métodos de pago que está emergiendo con más fuerza en España y en el resto del mundo. En nuestro caso, tenemos antecedentes en Europa y en Estados Unidos.

En Europa, el líder es Klarna, fundada en 2007 y que hoy tiene más de 65.000 ecommerce usando sus servicios. En Estados Unidos, PayPal lleva varios años ofreciendo este servicio a través de su marca PayPal Credit Mientras que Affirm, fundada por Max Levchin, uno de los confundadores de PayPal, es una de las empresas que más fondos ha captado en los últimos dos años.

¿Es factible que las fintech colaboren en un futuro con los bancos o es una relación imposible?

Me gusta decir que tenemos una relación de simbiosis con la banca tradicional. En nuestro caso, no hay que no olvidar que necesitamos a los bancos para operar. Sin ellos sencillamente no podríamos existir.

Los nuevos jugadores en el mercado tenemos la responsabilidad de experimentar con fórmulas novedosas que den flexibilidad y mejores condiciones a los clientes. La banca no ha sentido la necesidad de resolver ciertos problemas como, por ejemplo, el de la inmediatez en la concesión de créditos. Y esto es lo que ha dado al sector la oportunidad de desarrollar nuevos productos y servicios.

Podéis encontrar toda la información sobre el negocio, pulsando aquí

Hoy en Fintech Spain: #Fintechers: Fernando Cabello-Astolfi, CEO de Aplazame

Comentarios

comentarios