Una startup fintech originaria de Francia que acaba de aterrizar en España para competir en el segmento del crowdlending con un modelo de negocio muy particular. Hoy, en #Fintechers, hablamos con su CEO, Grègoire de Lestapis, para conocer un poco mejor su propuesta de valor al mercado español y sus expectativas sobre el sector.

¿De dónde surge la idea de crear Lendix?

LendixLendix nace en octubre de 2014 en Francia con el objetivo de democratizar el mercado de crédito para las empresas y como una nueva clase de activos para los inversores privados e institucionales, tras los cambios en la regulación que abrió una brecha en el monopolio bancario y popularizo el crowdlending.

Su fundador, Olivier Goy, tenía el conocimiento del mercado, gracias a su primera start up 123 Venture, un fondo de capital riesgo dedicado a inversores privados, que le dio una visión amplia de las necesidades de las empresas y de los inversores. 

¿En qué se diferencia su modelo de negocio de otras plataformas?

Lo que diferencia a Lendix de las otras plataformas es su modelo híbrido de crowdlending, que cuenta con inversores privados e institucionales, quienes a través del FILPE (Fondos de Inversión a Largo Plazo Europeos) de 75 millones de euros, dan músculo financiero para acudir a préstamos de hasta 2 millones de euros y con un vencimiento de hasta 7 años.

Lendix quiere servir a las empresas que no tienen acceso a los mercados de capitales, emisiones de bonos o Private Equity. Nuestros clientes a día de hoy son empresas con un facturación anual media de entre uno y cuarenta millones de euros.

¿Cuál es el perfil del inversor de la plataforma?

Lendix se dirige a dos tipos de inversores. Por un lado a los inversores personales acreditados o institucionales que no tienen límite en su participación en el préstamo otorgado. Se trata de individuos con más de 50.000€ en ingresos o 100.000€ en activos disponibles o una Entidad Legal que cumpla dos de los siguientes criterios: más de 1 millón en activos, más de 2 millones de ingresos anuales o más de 300.000€ en fondos propios.

Por otro lado, están los inversores no acreditados que podrán participar en los préstamos de cada proyecto presentado, con un límite de 3.000 euros por proyecto y por un total de 10.000 euros al año. Para estos últimos, el Crowdlending abre las puertas a la inversión. En Lendix, se puede invertir desde solo 20€ por proyecto.

¿Qué ventajas obtienen los inversores con Lendix?

Inversores particulares como institucionales pueden invertir en un nuevo tipo de activo que antes era inaccesible: el préstamo a las empresas. Todos los inversores pueden dar préstamos a las empresas de su elección con tan solo hacer clic y recibir los intereses mensuales correspondientes en su Cuenta Lendix.

Se puede elegir entre préstamos con plazos de 3 a 84 meses y con tipos de interés de entre un 4.5% y un 12%.

La regla número uno es la diversificación de las inversiones para gestionar el riesgo, por ello en Lendix recomendamos a nuestros inversores tener una cartera objetiva con 50 préstamos y una cartera ideal con 100 préstamos.

¿En qué momento decidís internacionalizar el negocio? ¿por qué España como primer mercado internacional?

Lendix nace con la ambición de liderar el mercado de crowdlending en Europa y ha elegido España como primer mercado internacional porque tiene un tamaño muy parecido al francés, que es de unos 100.000 millones de euros en préstamos a empresas de menos de 250 empleados.

Un mercado que no ha sido cubierto completamente por el sistema bancario tradicional, lo que ha ocasionado una ruptura en la relación de confianza entre los bancos y las empresas después de la crisis.

Según un informe de la Comisión Europea, un tercio de estas empresas no ha recibido la financiación solicitada. Además, España cuenta con una regulación favorable a la creación de las plataformas de crowdlending.

 ¿Qué objetivos os habéis planteado para 2017?

Nuestra ambición y objetivo es similar al obtenido en Francia en el primer año, es decir, conseguir 10 millones de euros en préstamos en un año y 100 millones de euros en 3 años.

 ¿Qué obstáculos habéis encontrado en el mercado español a la hora de entrar a competir?

Durante el proceso de entrada al mercado español hemos aprendido sobre la regulación española, pero a la vez hemos podido aportar nuestra experiencia en el mercado francés, donde también somos regulados por el AMF francés (Autorité des marches financiers), siendo Lendix la única plataforma internacional que ha obtenido la autorización de la CNMV, lo cual ha supuesto un trabajo a lo largo de todo un año de la mano del regulador.

Desde nuestro punto de vista, lo más importante como startup europea es pensar desde el principio de una manera internacional, pero siempre teniendo en cuenta las regulaciones locales y clientes locales.

 En tu opinión, ¿a qué retos se enfrenta el sector fintech en España en los próximos años? ¿y en Europa?

El mayor reto que tiene el sector fintech tanto en España como el resto de Europa a día de hoy es generar confianza entre los usuarios y mercados. La crisis financiera ha dañado la confianza de los usuarios y ahora debemos trabajar más duro para satisfacer las necesidades de los usuarios y mantener su confianza.

Por eso, en Lendix creemos que es crucial evangelizar y educar al mercado y al usuario, trabajar para obtener una regulación adecuada y ser en todo momento muy transparentes.

 Y para concluir, ¿en el futuro, ves factible la relación entre banca y fintech?

En Lendix, creemos firmemente que el camino correcto es que los bancos y Fintech colaboren para cuidar mejor a sus clientes. Nosotros hemos identificado 3 casos en los que Lendix puede ser el complemento perfecto para los préstamos bancarios tradicionales: Lendix es un complemento real al banco en velocidad, dado que da una respuesta en firme en 48 horas y una financiación completa en una semana; complementarios sobre la aversión al riesgo, ya que el 56% de las empresas están dispuestas a aceptar tipos de interés más altos para evitar tener que proporcionar garantías reales; y es complementario cuando la cantidad total no es concedida por el banco.

Por una parte, la empresa puede diversificar sus fuentes de financiación. Por otra parte, un banco colaborando con Lendix puede así fidelizar sus clientes y mantener la relación transaccional, maximizando sus retornos con una oferta innovadora y complementaria. Lo que queremos es ser una alternativa complementaria a la banca.

 Más información sobre la compañía en lendix.es 

Podéis seguir a Grègoire en su cuenta de Twitter @lestapis

 

Comentarios

comentarios