Pagos internacionales, transferencias, envíos de dinero,… las barreras para los servicios financieros están desapareciendo. Este segmento del universo fintech está tomando gran relevancia en los últimos meses y la entrada en vigor en 2018 de la Directiva europea de pagos lo potenciará aún más.

Por este motivo, hoy hablamos con Pablo Viguera, General Manager de Revolut, una startup que empieza a tomar una posición fuerte a nivel internacional, para que nos cuente en qué consiste su modelo de negocio, cómo ve el panorama nacional y qué objetivo se han marcado para los próximos meses.

¿De dónde surge la idea de Revolut?

revolutRevolut surge a finales de 2015 en Londres cuando nuestro Fundador y CEO, Nikolay Storonsky – que en una vida anterior había sido trader en Credit Suisse -, volvió de un viaje en el extranjero y al revisar su extracto, hizo números y se dio cuenta de las comisiones tan elevadas y los tipos de cambio tan malos le había proporcionado su banco.

Ahí se encendió la bombilla y se gestó la idea de crear un mundo donde el dinero no tuviera fronteras ayudado por una plataforma (lo que hoy es Revolut) igual de global e igual de innovadora que las necesidades de los clientes de banca.

¿En qué se diferencia vuestra tecnología de otras existentes en el mercado?

De manera general, devolvemos el control de sus finanzas personales a los usuarios y somos la gran alternativa digital a la banca tradicional. Los bancos están muy mal acostumbrados a poner ellos mismos las reglas y a cobrar comisiones elevadas y poco transparentes.

Todavía en 2017, los bancos españoles continúan operando como si estuvieran en el siglo XX – es inexplicable, por ejemplo, que muchas operaciones sigan requiriendo visitas en persona a las sucursales, como puede ser la apertura de una cuenta.

Desde siempre, los bancos españoles han ofrecido servicios caros y sin orientación internacional y, en general, han fracasado a la hora de proporcionar servicios transparentes y justos que cumplan las necesidades de sus clientes.

Revolut proporciona la solución perfecta para todos estos problemas; eliminando comisiones bancarias, devolviendo el control a los clientes y ofreciendo una solución tecnológica basada en una app que hace que gestionar las finanzas personales sea algo justo, fácil, económico, eficiente y, por qué no, hasta divertido – todo desde dentro de una app, con un diseño y usabilidad modernos y sencillos.

revolut

Además, estos problemas no son solo cosas que afectan a clientes particulares. En su operativa del día a día, las empresas también se encuentran con estas trabas. Para ello, Revolut ha creado una cuenta de empresas con las mismas ventajas que la aplicación para clientes particulares.

En concreto con Revolut puedes:

  • En menos de 60 segundos y desde la app, abrir una cuenta corriente en hasta 26 divisas con un IBAN personal para cada una.
  • Gastar en el extranjero sin comisiones en más de 120 divisas con una tarjeta MasterCard contactless.
  • Enviar transferencias nacionales e internacionales en 26 divisas al tipo de cambio real.
  • Mantener e intercambiar 26 divisas dentro de la app al tipo de cambio real.
  • Recibir notificaciones de gasto instantáneas, categorizar tus gastos, establecer presupuestos semanales y bloquear/desbloquear tu tarjeta.
  • Próximamente: comprar/almacenar/intercambiar criptodivisas, créditos al consumo, seguros de viaje, planes de inversión automatizados y mucho más.

¿Qué objetivos os habéis marcado para 2018 en España?

Ahora mismo España es nuestro sexto país a nivel de clientes, donde contamos con más de 30 mil que se han dado de alta sin ningún tipo de inversión en marketing – únicamente a través del boca a oreja.

De entrada, esas cifras nos hicieron ver el enorme potencial que supone el mercado español. Con nuestro equipo local, que está basado en Barcelona, esperamos extender nuestra presencia y visión por todos los rincones de España. De aquí a finales de año esperamos sobrepasar los 50 mil clientes.

Y para finales de 2018, llegar cerca de los 200 mil clientes.

Por lo tanto, nuestro objetivo en 2018 es establecernos como la alternativa digital a la banca tradicional en España.

¿Qué dificultades os habéis encontrado a la hora de entrar en España?

Realmente, la acogida en España ha sido muy buena. De hecho, ya contábamos con una base de clientes de más de 30.000 antes de abrir nuestra oficina local. Esto fue un factor clave a la hora de decidir crear un equipo local y perseguir un mayor crecimiento en España.

En la parte más formal, ha sido de gran ayuda contar con una licencia de e-money a nivel europeo (y que regula el Financial Conduct Authority – con sede en Londres) para poder operar en España.

Con esta licencia, hemos podido hacer passporting a todos los países del Espacio Económico Europeo (más Suiza) y ofrecer nuestros servicios a todas las personas residentes en esos países sin tener que tratar con los reguladores de cada país.  

Revolut

¿Cómo veis el sector de pagos y transferencias en España?

Creo que en España, en Fintech, en general, se están haciendo cosas muy interesantes. Hay mucho potencial de disrupción y se está apoyando la innovación en el sector a través de iniciativas.

Esperemos que con este empuje se pueda potenciar cada vez más el rol del regulador como un socio que fomente el progreso y el avance tecnológico en favor de los clientes del sector financiero, que son en última instancia los que más valor pueden obtener.

En temas concretos de pagos y transferencias, algunos de los referentes del sector a nivel global, como pueden ser Kantox o Flywire, han nacido en España – por lo que creo que hay una base muy robusta.

Además, existe un gran potencial para operadores locales o con orientación puramente española – y ese es el hueco que queremos cubrir nosotros.

¿Cómo os afecta la entrada en vigor el año próximo de la Directiva Europea de Pagos (PSD2)?

Desde Revolut, vemos PSD2 como un avance muy positivo en lo que respecta la descentralización y la desintermediación de los servicios de pagos. En última instancia, creemos que todo aquello que aporte mayor transparencia y libertad al cliente final tiene que ser adoptado y es bienvenido.

PSD2 no va a ser más que un dinamizador del movimiento Fintech a nivel europeo y algo que va a crear muchas oportunidades para todos los que operen en el sector y busquen la disrupción del sector tradicional.

¿Veis factible la colaboración de las fintech con las entidades financieras tradicionales?

Desde nuestros comienzos hemos tratado de alejarnos lo máximo posible de la banca tradicional, porque nosotros somos una empresa tecnológica, que se mueve extremadamente rápido y cuya cultura promueve la transparencia, la eliminación de comisiones y que busca devolver el control a los clientes.

Desafortunadamente, eso, hasta ahora, ha estado muy enfrentado con los servicios que ha prestado la banca tradicional y por eso decimos que queríamos construir un mundo más allá de la banca, un mundo en el que el dinero no tuviera fronteras.

Dicho esto, como startup innovadora, siempre estamos dispuestos a hablar con todo el mundo y, de entrada, no cerramos la puerta a nada.


Agradecer a Pablo el tiempo que nos ha dedicado. Podéis conocer más sobre su negocio en: https://www.revolut.com/

Pablo Blasco Bocigas – Director Fintech Spain

#Fintechers: Pablo Viguera, General Maganer de Revolut España

Comentarios

comentarios